Feeds:
Entradas
Comentarios

Orígenes del mariachi

MariachisPara encontrar el origen del mariachi, tendríamos que remontarnos hasta la conquista española y recordar el gusto melódico de los Cocas, grupo indígena de una región del noroeste de México.  En una de las versiones sobre la historia del mariachi se lee que en Jalisco, en el pueblo de Cocula, cuyos habitantes descendían de los Cocas nació el mariachi.

Los misioneros españoles, en su evangelización, empezaron a transformar en cantos a la Madre de Dios canciones antes dedicadas a las deidades paganas de los Cocas.

En uno de los versos de la alabanza a la Virgen María del Río se lee, en la lengua de los Cocas, Maria ce son que significa la canción de María.  Al pronunciar Maria ce parecería que decían Maria Shi o Maria She, que al pronunciarlo rápidamente suena como mariachi.

Así, según este estudio, la palabra mariachi proviene en realidad de un canto religioso y no de la palabra francesa mariage, como otros investigadores afirman.

Siglos más tarde, un grupo de mariachis, por invitación del Presidente Porfirio Díaz, solía presentarse en las fiestas de palacio.  Desde luego que las canciones interpretadas ahí ya habían dejado de ser religiosas; eran canciones populares, es decir, profanas, propias para bailes y festejos populares.  En esas fiestas, el mariachi, incluyendo a dos parejas de bailarines y acompañados de arpas y violines además de guitarras y guitarrones, eran la alegría de la fiesta.  ¡Y algo importante!  Se dice que era la primera vez en que el mariachi se vestía con el atuendo de charro, el mismo que hoy conocemos y que es característico en él.

Ya en este siglo XXI, encontramos grupos de mariachis alegrando las fiestas de los pueblos y ciudades de México, fiestas de todo tipo, no sólo bodas o cumpleaños.  De igual forma sucede, aunque en menor escala, en ciudades de otras partes del mundo, como Japón, España, Canadá o los Estados Unidos.

[Cuernavaca Language School, Cuernavaca, México]

aceiteLa mayor parte de la gastronomía española está basada en el aceite de oliva de una calidad extraordinaria reconocido en todo el mundo, siendo uno de los ingredientes principales del desayuno típico español: pan con aceite y sal y, en algunos lugares, lo acompañan con ajo y jamón serrano, un vaso de café solo o con leche. Es un desayuno también ideal  para los niños por ser sano y proporcionar la energía suficiente hasta la hora de la comida. Aunque, realmente, en la cultura española quizás sea el desayuno la comida del día que más personas descuidan, ya que la mayoría  solo suelen tomar café y esperar a la hora del almuerzo, es decir, de 2 a 3 de la tarde para hacer la comida principal del día, normalmente compuesta por dos platos principales y postre. Otros ingredientes que destacan son las verduras, el pescado y la carne, que son la base de la dieta mediterránea.

gaEntre las comidas que representan a todo el país, ya que cada comunidad e incluso, a veces, cada ciudad y cada pueblo, tiene algo que caracteriza su propia gastronomía, podemos destacar la tortilla de patatas, un plato exquisito y fácil de cocinar, a base de huevos, patatas, aceite y sal y que se puede elaborar también poniéndole cebollas, pimientos, etc.

Además de la tortilla tenemos el gazpacho muy típico en la zona de Andalucía, sopa fría hecha de  tomates rojos bien maduros, ajo, pimiento, sal, aceite de oliva y pan. Es una bebida típica de verano, la cual está en la mayoría de las casas para poder aliviar la sed en los días de calor. En muchas ocasiones se acompaña con platos de pescados fritos en las zonas costeras como Málaga, Cádiz, etc.

Otro de los platos típicos es la paella originaria de la Comunidad Valenciana pero que se ha adaptado en otras Comunidades. Es un plato rico a base de arroz con un sofrito de tomates, pimientos y se puede cocinar solo con verduras, solo con carne, pescados y mariscos o un poco de todo.

paTodo ello se puede acompañar de una cerveza bien fría o con una buena copa de vino tinto Rioja o Ribera del Duero, dos de las mejores denominaciones de origen reconocidas a nivel mundial.

Uno de los momentos de mayor placer es la merienda a base de churros y una gran taza de chocolate para sobre todo, las tardes de invierno.

También hay que hablar de los postres como el flan, las natillas, la crema catalana, el arroz con leche y algunos de ellos sólo se comen en fechas destacadas como las torrijas, pan duro mojado en leche y un poco de vino, frito en aceite caliente y rebozado en miel o azúcar y canela, que se come en Semana Santa, o los buñuelos de viento, masa frita y rellena de nata, chocolate o crema principalmente en noviembre en la fiesta de Todos los Santos.

Claro, no podemos olvidarnos de las tapas, pequeñas porciones de comida que se toman como aperitivo, antes de la comida o de la cena. Ir de tapas es un verdadero arte que hay que experimentar, al menos, una vez en la vida. Para terminar, sólo invitaros a venir y degustar los exquisitos platos que hay a lo largo y ancho del país.
Que aproveche.

[Málaga Sí, Málaga, España]

Asado¿A qué huelen los barrios de Buenos Aires los domingos al mediodía? El aroma de la carne asada invade el aire, se escapa de las terrazas, de los patios, de las parrillas que ofrecen una mesa sobre las soleadas veredas. ¿Y en el interior de las casas? La cebollita saltada promete delicias desde la cocina, donde se prepara el tuco para los tallarines, los ravioles o los ñoquis, los canelones o los sorrentinos. Porque la pasta en Argentina es tan variada y sofisticada que hasta los italianos se sorprenden. ¿Y a la noche? ¿Con qué recibimos a los amigos en casa? Con un buen tinto, jamón crudo, chorizo seco y una picadita que lleva de todo, por ejemplo tortilla de papas, aceitunas y unos buenos quesos. Y de postre… ¡un delicioso helado de dulce de leche! En estas pocas líneas acabo de resumir la escencia de la gastronomía argentina, en la que confluyen tres tradiciones: la española, la italiana y la criolla –propiamente americana–.

El asado, en todas sus formas, es tal vez la comida más típicamente argentina, que se come en el norte y en el sur, en el campo y en la ciudad. En Argentina siempre se produjo mucha y buena carne vacuna, por eso cada argentino consume, en promedio,  unos 80 kg de carne de vaca por año. Lo que más desconcierta a los visitantes extranjeros, es que se cocina de una manera simplísima: a las brasas y con sal. Nada de salsas, nada de picante. Es que la carne es tan buena que se disfruta así, al natural.

dulcedelecheEntre los dulces, el dulce de leche también es el más popular y se consume en todo el país. En las tortas, en los alfajores, en los helados, o simplemente a cucharadas, como prefieren los chicos.

La influencia italiana se revela en la importancia de las pastas frescas en la mesa familiar, en las innumerables pizzerías y heladerías que pueblan las ciudades, sobre todo en la zona central de la Argentina. La influencia española se refleja en el interés por los embutidos, los vinos, la tortilla de papas –tan común por estas tierras que parece haber nacido en Argentina-, y en las zonas pesqueras, por los abundantes restaurantes especializados en paellas y mariscos.

La cocina del Noroeste argentino está muy influida por los pueblos prehispánicos. Cabe destacar los guisos con maíz, papa, porotos, carne de vaca, cerdo o llama. El locro y la carbonada, los tamales y la humita son platos típicos de esta región que no pueden dejar de probarse.

En el Noreste, zona de los grandes ríos, las especialidades son los pescados de agua dulce: delicias como el dorado, el surubí, el pacú, y hasta el yacaré –una especie de gran cocodrilo-.

En la Patagonia también hay influencia de la cocina del norte y centro de Europa, ya que es una región que ha recibido mucha inmigración galesa, alemana y austríaca durante el siglo XX. De ahí la fuerte presencia de ahumados de ciervo, jabalí y trucha; los postres con frambuesas, cerezas, boisenberry, y la producción de cerveza artesanal.

f_empanadasLa bebida nacional por excelencia es el mate: una infusión de yerba mate que se toma en un cuenco y se sorbe con una bombilla. Esta herencia de los indígenas guaraníes también está ampliamente extendida por todo el país. Y cada región tiene sus empanadas: unos pastelitos rellenos de carne, queso, pollo o verdura, que se cocinan al horno o se fríen en aceite.

La cultura gastronómica es muy importante para los argentinos. Siempre encontramos una buena excusa para reunirnos alrededor de la mesa y compartir una comida en familia o con amigos. Así que si piensan venir a conocernos, sepan que sin duda, además de las fotos, se llevarán maravillosos sabores y aromas para el recuerdo.

La Secretaria de Cultura de la Nación ha determinado que el vino tinto malbec, el mate conjuntamente con la yerba mate, el dulce de leche, la empanada y el asado lleven el sello de Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómico Argentino, por tratarse de productos típicamente argentinos y de consumo generalizado en todo el país.

[Puerto BA, Buenos Aires, Argentina]

clip_image002El desayuno suele ser bastante liviano, en comparación con los de otros países, y por lo general tomamos una infusión (café o mate) acompañada de algunas tostadas de pan, medialunas  o galletas, con   manteca y mermelada. Para los niños lo tradicional es una taza de leche con chocolate y cereales. Las personas que están haciendo dietas hipocalóricas, suelen optar por un yogurt o simplemente alguna bebida. Es común también salir de la casa en dirección al trabajo con el estómago vacío y tomar un cafecito antes de comenzar la actividad laboral.

El almuerzo es en general  la comida más importante del día. Lo más tradicional son  las pastas y la carne,  sin embargo también se han incorporado notablemente las ensaladas  (en general son mujeres quienes más las prefieren) y especialidades del tipo “fast food”, para poder volver al trabajo a tiempo.

La merienda es muy importante en nuestra gastronomía. Tiene las mismas características que el desayuno, pero puede realizarse con mayor tranquilidad y suele ser la pausa luego de un día de trabajo intenso. Los adultos toman su ronda de mate que invita a la conversación y al relax y los niños suelen merendar una taza de  leche chocolatada con bizcochos, cereales, o tostadas, antes de comenzar sus tareas o mirar un rato de televisión.

Los hábitos a la hora de cenar son bastante peculiares porque en general esta comida se realiza muy tarde: entre las 9 y las 10:30 de la noche. Suele tener las mismas características que el almuerzo, aunque un poco más liviano.
Los sábados por la noche  una costumbre habitual es preparar u ordenar pizzas y empanadas. Mientras que el almuerzo tradicional de los domingos, oscila entre el típico asado argentino o unas buenas pastas.

[Mundo Español, Buenos Aires, Argentina]

arroz con polloCosta Rica posee una buena y variada gastronomía, muchas de sus comidas están compuestas de arroz y frijoles, carnes como: cerdo, pollo, res y pescado.  Muchos vegetales, legumbres y frutas tropicales. Sus recetas suelen transmitirse de generación en generación manteniendo así siempre vigente la forma de preparar los platos tradicionales sin que se pierdan las costumbres con el pasar de los años.

Durante la Semana Santa, la cocina tradicional cambia sus platos típicos para elaborar algo mas acorde con la ocasión, se preparan ensaladas a base de pasta, se come mucho pescado y sus derivados, sopas y se evita comer las carnes rojas. Para cuando se acerca la navidad también es algo muy común que se preparen los famosos tamales de Navidad, algo muy típico de la cultura costarricense, que se hacen con una masa de maíz, arroz, cerdo y vegetales variados.
Un típico desayuno esta hecho para empezar el día.  En Costa Rica, uno de sus platos más populares, es el “gallo pinto”, compuesto por arroz blanco, frijoles rojos o negros, cebolla y ajo, todo ello acompañado de huevos fritos o revueltos y tortillas de maíz. Un desayuno que aporta la energía suficiente para toda la mañana. Sin embargo, hay algunos que prefieren optar por algo más ligero como un buen plato de frutas tropicales con piña, banano, mango, melón, papaya y sandía es una opción muy ligera y refrescante.

A la hora del almuerzo. Si el “gallo pinto” es el plato típico para el desayuno, en el almuerzo no puede faltar el tradicional “casado”, preparado con frijoles, arroz, tortilla de maíz, carne de pollo o pescado, ensalada y plátano maduro frito. Una comida completa que se presenta en un solo plato y que reúne algunos de los alimentos imprescindibles de la gastronomía  de Costa Rica. También se pueden degustar sabrosos bocadillos salados o dulces, entre los que destacan las quesadillas, elaboradas con harina, arroz, queso y mantequilla, o los palitos de queso, generalmente son el postre preferido para la hora del café.

Durante la cena,  la costumbre es tomar algo ligero por las noches, para así contrarrestar el suculento almuerzo. Las sopas son los platos preferidos, aunque también se acostumbra a tener algún plato más liviano como ceviche que es elaborado con pequeños trozos de pescado cocido en jugo de limón y especies naturales.
Refrescos Naturales y licores.  Gracias a la gran variedad de frutas que Costa Rica posee, se pueden elaborar una gran variedad de jugos naturales  muy deliciosos y frescos. Entre todos ellos se puede destacar el de fresa, el de mango o el de piña, cas o maracuyá, los cuales resultan deliciosos mezclándolos con leche, miel, azúcar.
Entre las bebidas alcohólicas, las preferidas por ticos son la cerveza, el ron y el “guaro” un aguardiente local elaborado con caña de azúcar.

Uno de los sabores más auténticos de Costa Rica, es el de un buen café parar poder comprender porqué es considerado uno de los más aromáticos y sabrosos del mundo.

Así que le invitamos a degustar de nuestra gastronomía cuando nos visite.

[Academia D’Amore, Costa Rica]

GALLO PINTOCosta Rica es un país muy tropical lo que favorece el cultivo de muchas frutas, vegetales y legumbres, por lo que los ticos tenemos mucha variedad de platillos en la mesa.  Entre ellos destacan mucho los siguientes:

El Gallo Pinto, un plato nacional
“Mas tico que el gallo pinto”.  Este decir popular demuestra por sí solo que el gallo pinto es parte de nuestra identidad. Quien no ha comido el delicioso gallo pinto, quizás no tiene sangre costarricense.
“Este platillo es característico en el llano, es la comida frugal del sabanero y ya se extendió por todo el país”, dice José Ramírez Saísar en su libro Folclor costarricense.
Por su parte, el historiador Carlos Meléndez Chaverrí manifestó a Hablemos de Cocina que “el gallo pinto no es una comida muy antigua, pues no fue hasta finales del Siglo XVIII y principios del XIX cuando se empezó a cultivar el arroz en nuestro país”.  Los frijoles, agrega, son de la Época Precolombina.
Ramírez Saísar, al referirse a la elaboración señala que el plato consiste en preparar frijoles negros, “refritos”, de varios días de cocidos y recalentarlos con broza de chicharrón o manteca de cerdo.  Luego se combina con el arroz del día anterior y con bastantes olores.
Hay muchas formas de elaborarlo y en cada región u hogar lo hacen a su manera.
La más popular se hace picando primero la cebolla, el chile dulce, el culantro y el apio.  Luego, estos ingredientes son freídos y, posteriormente, se agregan lso frijoles y el arroz.  Otras personas le adicionan huevos, pimienta o salda de tomate o picante.  El gallo pinto es un platillo que se sirve en el desayuno. Lo sirven luego con huevo frito, natilla y queso

El casado, ¿cómo surgió?
Uno de los platos típicos costarricenses es el que se conoce como “Casado”, y usualmente se come en el almuerzo. Este plato se compone de arroz y frijoles, plátano maduro, ensalada, carne o pollo en salsa y además también se acompaña con puré de patatas.
Las raíces del “Casado” están en el crecimiento de la clase media urbana.  La investigadora Marjorie Ross, en su libro Al Calor del fogón, expone una importante tesis sobre la aparición del “Casado”, platillo que es muy popular en nuestro país.
Señala que surgió con el crecimiento de la clase media urbana, cuando ésta empezó a almorzar fuera de la casa.  Este platillo –que es la combinación de arroz, frijoles, carne o huevo, ensalada, verduras o macarrones- ha llegado a ser el almuerzo por antonomasia (excelencia) de oficinistas, obreros y muchas personas que no pueden almorzar en la casa, debido a sus obligaciones  en el trabajo, señala la señora Ross.
También expresa que, por un precio relativamente bajo, la porción es suficiente para aplacar el apetito.  En la actualidad, la mayoría de los restaurantes tienen en su menú “El casado”, como platillo de mayor demanda.
Otros platos típicos del área
La comida “tica” no es muy condimentada, está constituida a base de arroz, frijoles, maíz, verduras, carne, pollo o pescado y suele servirse con tortillas de maíz.
Dentro de nuestras comidas típicas que hoy se conservan tenemos: el exquisito bizcocho elaborado con harina de maíz, pan casero, las tortillas compañeras de un sin fin de platinos como: la sopa de mondongo, de albóndigas, la olla de carne, picadillo de papa, de chayote, arracache, plátano verde, guisos, frijoles molidos etc., contamos con gran variedad de arroces compuestos como: el famoso arroz con pollo, guacho, jardinero y el sencillo arroz blanco o con achiote. Los gallitos de fríjol molido, chicharrón de cerdo, chorizo y todas las combinaciones que usted desee es un plato exquisito y da la posibilidad de crear la combinación preferida. En diciembre toda las familia elabora los tradicionales “tamales” de Navidad -lo que no quiere decir que no pueda conseguitlo en cualquier época del año-, hechos con masa de maíz, pollo, carne de cerdo, arroz y vegetales.
Los productos de mayor consumo en la dieta costarricense son: el maíz, la yuca, los frijoles, el plátano, la carne de cerdo, carne de res, pollo, las papas y, una gran variedad de frutas y verduras frescas. Uno de los platos típicos costarricenses es el “Casado”, compuesto de carne o pollo en salsa, acompañado de arroz, frijoles, plátano maduro, ensalada y puré de papa. Se le puede comer, en ocasiones con un huevo o con aguacate, según la época de mayor abundancia de este último producto.
En épocas festivas, principalmente en Semana Santa, las familias costarricenses hacen tamalitos de frijol, tamalitos de puré de papa, palmito asado, mazamorra y sopa de bacalao.
Como bocadillos tanto dulces como salados están los prestiños, las cocadas, la conserva de chiverre, los suspiros, las quesadillas, los palitos de queso, entre otros.
Entonces los invitamos a comer de nuestros platos típicos cuando nos visite.

[Academia Tica, San José, Costa Rica]

La cocina yucateca

Cocina yucatecaLa tierra del faisán y el venado se le dice a Yucatán, situado en el sureste de México, aunque estas especies ya no formen parte de su cocina.  Si es cierto que en los restaurantes se sirven todavía hoy en día platillos elaborados con venado y con faisán, se debe a que se les cría en granjas o en establos; hace ya muchos años que el faisán y el venado solían venir directamente de la caza.  En la actualidad en la cocina yucateca han sido sustituidos por el cerdo y el pavo.

Los deleites culinarios de la cocina típica yucateca están hechos de una exquisita mezcla de sabores mexicanos y europeos.  Estos son algunos de los platillos más conocidos:

  • La sopa de lima.  Es un delicioso caldo de pollo desmenuzado, tostadas y jugo de lima.
  • Los huevos motuleños.  Huevos fritos sobre una tostada cubierta de frijoles refritos.  Se aderezan con salsa de tomate, jamón picado, chícharos y queso blanco desmenuzado, servido con algunas rebanadas de plátano frito.
  • Pollo pibil.  Piezas de pollo marinadas en achiote, jugo de naranja agria, ajo, comino, sal y pimienta; se envuelven en hojas de plátano y se hornean.  Ese mismo platillo se suele preparar  también con carne de cerdo y, en ese caso, recibe el nombre de Cochinita pibil.
  • Poc-Chuc.  Finas rebanadas de carne de cerdo asadas, marinadas en jugo de naranja agria y servidas con salsa y cebolla picada.
  • Papadzules.  Tacos de huevo duro picado y cubiertos de salsa de semilla de calabaza o “pepita”.
  • Frijoles con puerco.  Es la versión yucateca de la carne de cerdo cocinada con frijoles.  Se sirve con arroz, se cubre con salsa de tomate y se adereza con rábano, cilantro y cebolla.  Este platillo se come los lunes en muchos hogares yucatecos.

[Cuernavaca Language School, Cuernavaca, México]